GATILLO FÁCIL: EL CASO DE DIEGO CAGLIERO

El domingo 19 de mayo, Diego Cagliero concurrió al velatorio de su mejor amigo, quien falleció de causas naturales. Luego, junto a otros 7 amigos y conocidos, se fueron en una camioneta a comer juntos, previo paso por el supermercado Día de la calle Perón al 7300, para comprar las provisiones necesarias.

Allí, uno de los jóvenes que acompañaban a Diego, intentó llevarse una botella de bebida alcohólica entre sus ropas, y fue interceptado en la puerta por personal de seguridad del supermercado, quien logró que el jóven devuelva el producto que no había pagado. Terminada la discusión, los jóvenes se retiran en la camioneta y siguen viaje.

El personal de seguridad del supermercado, para un patrullero que pasaba por la calle, y le dice a los policías que habían sido asaltados por un grupo comando de 8 hombres armados, que se trasladaban en una camioneta de aysa (empresa en la que trabaja el jóven que manejaba, quien aún está preso), y que robaron un millón de pesos.

A partir de ese momento se desata la cacería policial que termina cuando un patrullero intercepta la camioneta, esta lo esquiva y allí la policía abre fuego, varios disparos, uno de ellos, le da en el pecho y acaba con la vida de Diego Cagliero y otro hiere de gravedad a uno de los jóvenes que lo acompañaban.

El acta policial dijo en un primer momento que se encontraron dos armas dentro de la camioneta, un aire comprimido, y un revolver calibre 32 con 2 balas. También se viralizó una foto tomada dentro de la camioneta, de las manos de Diego ya fallecido apoyadas sobre una pistola 9 mm, que nunca apareció.

El intendente de Tres De Febrero, Diego Valenzuela, publicó en Twitter, que gracias a las cámaras de seguridad del municipio, se había atrapado a 8 delincuentes, y que uno de los delincuentes murió y otro quedó herido. Luego lo borró. Sin embargo, cuando la familia pidió las citadas cámaras de seguridad municipales, la respuesta del ejecutivo fue que, muy por el contrario, las cámaras no funcionaban, y por lo tanto no registraron lo sucedido.

El juez de la causa le dijo al padre de Diego, que había un intento de fuga, y que en un país serio, si la policía te persigue, hay que detenerse. También le dijo que el arma encontrada en la camioneta era del conductor, porque la encontraron debajo de su asiento.

El conductor de la camioneta, Angel Bramajo sigue preso desde aquel día, y todos los que fueron detenidos están procesados, lo cual les impide atestiguar en la causa de la muerte de Diego.

Todo pareciera estar cuidadosamente articulado para desligar a la policía de la responsabilidad, en épocas electorales, cuando su principal responsable política, Maria Eugenia Vidal, va por la reelección como gobernadora de la Provincia de Buenos Aires.

Diego Cagliero esperaba a un hijo, que nacerá en el mes de Septiembre, y no podrá conocer a su papá, por las políticas de gatillo fácil que impulsa el gobierno nacional y replica el gobierno provincial.

El próximo martes 16 de julio a las 9 de la mañana, se realizará una marcha para pedir justicia. La misma se concentrará en la Plaza Kennedy y marchará hasta los tribunales de San Martín, con organizaciones sindicales, civiles, movimientos sociales y partidos políticos, que respaldan el pedido de la familia y la libertad de Angel Bramajo.

LOGO.png
mazden-banner1.png
descarga.jpg
45302301_1815008205215587_7284744883158384640_n.jpg