FISCAL Y JUEZ QUE PERSIGUEN A CFK, JUEGAN AL FÚTBOL EN LA QUINTA DE MACRI

La gran influencia de Mauricio Macri dentro del Poder Judicial es conocida por gran parte de la sociedad. También se conoce la estrategia de dominación geopolítica coonocida como "Lawfare", que consiste en la persecución judicial de los principales dirigentes políticos populares, en sociedad con un sector de la política, la oligarquía y los medios hegemónicos de comunicación, como pasó con Lula y Dilma Russeff en Brasil.

Hoy el nuevo escándalo que empapa la figura de Mauricio Macri y al fiscal Luciani, armador de la causa que investiga a CFK por supuestas manipulaciones de licitaciones para Obras Públicas en la patagonia argentina, y el Juez que preside el Tribunal que la juzga, Rodrigo Giménez Uriburu, los muestra a ambos, jugando al fútbol en la Quinta Los Abrojos, propiedad del ex presidente.

Ya anteriormente las relaciones de Macri con el poder judicial habían salido a la luz en forma de escándalo (encubiertos por el escudo mediático de los medios hegemónicos) cuando también había recibido en su casa a otros jueces como Borinsky, para jugar al Paddle, o cuando se reunió a comer en un lugar público con el procurador Carlos Casal. Todas situaciones que atentan contra la independencia entre los poderes del Estado Nacional.

La defensa de CFK presentó el pedido de recusación (que se aparten de la causa) para ambos impresentables y muy poco serios integrantes del devaluado poder judicial argentino. Devaluado por la existencia de este sector parcial, militante de los intereses del extranjero y la oligarquía terrateniente. Más allá de estos, hay personas de bien en el poder judicial, sin duda alguna.





LOGO.png
mazden-banner1.png
descarga.jpg
45302301_1815008205215587_7284744883158384640_n.jpg